Diogenes, el Cinico. El filosofo. Frases célebres de Diogenes.

Posted by on feb 15, 2008 in Filosofia, Historia

Diogenes, el Cinico. El filosofo. Frases célebres de Diogenes.


Diógenes el Cínico (404-323 a.n.e.)

de Sínope. Filósofo griego, discípulo de Antístenes, fundador de la escuela cínica (cínicos); llevó las concepciones de su maestro hasta las consecuencias más extremas. Como Antístenes, reconocía sólo lo singular y criticaba la doctrina de Platón sobre las ideas como esencias generales. Rechazaba todos los progresos de la civilización y exhortaba a limitar la satisfacción de las necesidades a las indispensables y de carácter animal. Rechazó también el politeísmo con todos los cultos religiosos, por considerarlos instituciones puramente humanas y superfluas. Diógenes criticaba las diferencias de clase, predicaba el ascetismo. La tradición le ha atribuido osadía e independencia ante los poderosos, desdén por las normas de conducta social; según lo que de él se ha contado, vivía en un tonel. Es poco probable, sin embargo, que su imagen de cínico sin rebozo, en extremo pintoresca, corresponda plenamente a la realidad, pues son contradictorios los datos que sobre este particular se poseen.

La crítica a la religión y la superstición

“Viendo en cierta ocasión cómo los sacerdotes custodios del templo conducían a uno que había robado una vasija perteneciente al tesoro del templo, comentó: «Los ladrones grandes llevan preso al pequeño.»”

“Cierto día observó a una mujer postrada ante los dioses en actitud ridícula y, queriendo liberarla de su superstición, se le acercó y, de acuerdo con la narración de Zoilo de Perga, le dijo: « ¿No temes, buena mujer, que el dios esté detrás de ti (pues todo está lleno de su presencia) y tu postura resulte entonces irreverente? »”

“A los que se inquietaban por sus sueños, les censuraba que descuidaran lo que hacían despiertos y se preocuparan en cambio tanto de lo que imaginaban dormidos.”

“Alguien muy supersticioso le amenazó: « De un solo puñetazo te romperé la cara »”; Diógenes replicó: « Y yo, de un solo estornudo a tu izquierda te haré temblar »”.

“Al ser iniciado en los misterios órficos, como el sacerdote aseguraba que a los admitidos en los ritos les esperaban innumerables bienes en el Hades, le replicó: « ¿Por qué, entonces, no te suicidas? »”

“A quien le decía que la vida era un mal, lo corrigió: « No la vida, sino la mala vida »”

Desprecio de las convenciones sociales y de todas las diferencias que se fundan en ellas

“Solía hacerlo todo en público, las obras de Deméter y las de Afrodita. Y lo justificaba argumentando que si comer no es un absurdo, no es absurdo hacerlo en la plaza pública; y como resulta que comer es natural, también lo es hacerlo en la plaza pública. Se masturbaba en público y lamentaba que no fuera tan sencillo verse libre de la otra comezón del hambre frotándose las tripas.”

“Habiéndole uno invitado a entrar en su lujosa mansión, le advirtió que no escupiese en ella, tras lo cual Diógenes arrancó una buena flema y la escupió a la cara del dueño, para decirle después que no le había sido posible hallar lugar más inmundo en toda la casa”

“Solía decir, como sabemos por Hecatón en sus Sentencias, que es preferible la compañía de los cuervos a la de los aduladores, pues aquéllos devoran a los muertos; éstos, a los vivos.”

“Afirmaba también que las cosas de mucho valor tenían muy poco precio, y a la inversa: una estatua llega a alcanzar los tres mil dracmas mientras que un quénice de harina se vende a dos ochavos”

La búsqueda de la felicidad y la vuelta a la naturaleza

“Relata Teofrastro en su Megárico que, observando en cierta ocasión a un ratón que correteaba sin rumbo fijo, sin buscar lecho para dormir, sin temor a la noche, sin preocuparse de nada de lo que los humanos consideran provechoso, descubrió el modo de adaptarse a las circunstancias. Fue el primero, dicen algunos, que dobló su manto al verse obligado a dormir sobre él; que llevó alforjas para poner en ellas sus provisiones, y que hacía en cualquier lugar cualquier cosa, ya fuese comer, dormir o conversar. Así solía decir, señalando al pórtico de Zeus y al Pompeyon, que los atenienses le habían provisto delegares para vivir.
Bastón, al principio, no lo usó sino estando enfermo. Pero posteriormente lo llevaba a todas partes, no sólo por la ciudad, sino también por los caminos, juntamente con la alforja. Así lo atestigua Olimpiodoro, magistrado de Atenas y Polieucto, el orador, y Lisanias, el hijo de Escrión.
Encargó a uno que le buscase una choza donde vivir, pero como éste se demorara, se alojó en un barril del Metrón, según él mismo narra en sus Cartas. En verano se revolcaba en la arena ardiente y en el invierno abrazaba las estatuas cubiertas de nieve, ejercitándose ante todo tipo de adversidades”

Observando cierta vez un niño que bebía con las manos, arrojó el cuenco que llevaba en la alforja, diciendo: « Un niño me superó en sencillez.» Asimismo se deshizo de su escudilla cuando vio que otro niño, al que le se había roto el plato, recogía sus lentejas en la cavidad de un pedazo de pan”



Proclamaba que los dioses habían otorgado a los hombres una vida fácil, pero que éstos lo habían olvidado en su búsqueda de exquisiteces, afeites, etc. Por eso, a uno que estaba siendo calzado por su criado, le dijo:«No serás enteramente feliz hasta que tu criado te suene también las narices, lo que ocurrirá cuando hayas olvidado el uso de tus manos».

A los que le aconsejaban salir en persecución de su esclavo fugitivo, les replicó: “Sería absurdo que Manes pudiera vivir sin Diógenes y Diógenes, en cambio, no pudiese vivir sin Manes”.

La sabiduría y la filosofía

“A uno que le reprochó: «Te dedicas a la filosofía y nada sabes», le respondió: «Aspiro a saber, y eso es justamente la filosofía.»”

Preguntado acerca de qué beneficio había obtenido de la filosofía, contestó: «Como mínimo, estar preparado para cualquier contingencia.» Preguntándole uno de dónde era, respondió: «Ciudadano del mundo.»”

“A uno que le manifestó el deseo de filosofar junto a él, Diógenes le entregó un atún y le ordenó seguirle. Aquél, avergonzado de llevarlo, se deshizo del atún y se alejó. Diógenes se encontró con él al cabo de un tiempo y, riéndose, exclamó: «Un atún ha echado a perder nuestra amistad. »”

La filosofía como provocación

“Se acercó a Anaxímenes, el orador, que era extremadamente obeso, y le propuso: «Concede a nosotros, mendigos, parte de tu estómago; nosotros saldremos ganando y para ti será un gran alivio.» Cuando el mismo orador peroraba, Diógenes distrajo a su audiencia esgrimiendo un pescado. Irritado aquél, Diógenes concluyó: «Un pescado de un óbolo desbarató el discurso de Anaxímenes».”

“Se comportaba de modo terriblemente mordaz: echaba pestes de la escuela de Euclides, llamaba a los diálogos platónicos pérdidas de tiempo; a los juegos atléticos dionisíacos, gran espectáculo para estúpidos; a los líderes políticos, esclavos del populacho. Solía también decir que, cuando observaba a los pilotos, a los médicos y a los filósofos, debía admitir que el hombre era el más inteligente de los animales; pero que, cuando veía a intérpretes de sueños, adivinos y a la muchedumbre que les hacía caso, o a los codiciosos de fama y dinero, pensaba que no había ser viviente más necio que el hombre. Repetía de continuo que hay que tener cordura para vivir o cuerda para ahorcarse”

“Cierta vez que nadie prestaba atención a una grave disertación suya, se puso a hacer trinos. Como la gente se arremolinara en torno a él, les reprochó el que se precipitaran a oír sandeces y, en cambio, tardaran tanto en acudir cuando el tema era serio. Decía que los hombres competían en cocearse mejor y cavar mejor las zanjas, pero no en ser mejores. Se extrañaba asimismo de que los gramáticos se ocuparan con tanto celo de los males de Ulises, despreocupándose de los suyos propios; de que los músicos afinaran las cuerdas de sus liras, mientras descuidaban la armonía de sus disposiciones anímicas; o de que los matemáticos se dieran a observar el sol y laguna, pero se despreocuparan de los asuntos de aquí; de que los oradores elogiaran la justicia, pero no la practicaran nunca; o de que, por último, los codiciosos echasen pestes del dinero, a la vez que lo amaban sin medida. Reprochaba asimismo a los que elogiaban a los virtuosos por su desprecio del dinero, pero envidiaban a los ricos. Le irritaba que se sacrificase a los dioses en demanda de salud y, en el curso del sacrificio, se celebrara un festín perjudicial a la salud misma. Se sorprendía de que los esclavos, viendo a sus dueños devorar manjares sin tregua, no les sustrajeran algunos.”

“Elogiaba a los que, a punto de casarse, se echaban atrás; a los que, yendo a emprender una travesía marítima, renunciaban al final; a los que proyectaban vivir junto a los poderosos, pero renunciaban a ello.”

“Decía imitar el ejemplo de los maestros de canto coral, quienes exageran la nota para que los demás den el tono justo.”

“En otra ocasión, gritó: « ¡Hombres a mí!» Al acudir una gran multitud les despachó golpeándolos con el bastón: «Hombres he dicho, no basura».”

Su mendicidad

“Estaba en una ocasión pidiendo limosna a una estatua. Preguntándole por qué lo hacía, contestó: «Me ejercito en fracasar.» Para mendigar –lo que hacía a causa de su pobreza- usaba la fórmula: «Si ya has dado a alguien, dame también a mí; si no, empieza conmigo.»”

“« ¿Por qué –se le preguntó- la gente da dinero a los mendigos y no a los filósofos?» «Porque –repuso- piensan que, algún día, pueden llegar a ser inválidos o ciegos, pero filósofos, jamás.»”

“Pedía limosna a un individuo de mal carácter. Este le dijo: «Te daré, si logras convencerme.» «Si yo fuera capaz de persuadirte –contestó Diógenes- te persuadiría para que te ahorcaras».”

“En un banquete algunos le echaron huesos, como si fuera un perro: Diógenes, comportándose como un perro, orinó allí mismo”

    43 Comments

  1. Encontrar informacion asi, es complicado ni en wikipedia, se nota que alli falta aun mucho.

    ¿De donde habeis sacado esta informacion? De libros?… de donde?

    A quien sea, es fenomenal, mejor (hasta el momento) no he podido encontrar

    me gustaria que me agregaras

    darklacrimamosa@hotmail.com

    Exitos, y mas datos asi tan completos son de gran ayuda, y de gran interes, almenos para quienes se interesen en ellos.

    Mil gracias.

    ATT: Manpobre

  2. Muy bueno tu sitio web, con tantas anécdotas de Diógenes.
    Busco poesías sobre el filósofo cínico.
    ¿Habrá?
    Gracias.
    Daniel

  3. Muy buen link

    hay una anecdota en la que diogenes va por el mercado y se maravilla por todas las cosas que ve estan vendiendo y dice para si mismo: “Cuantas cosas tan bellas hay aqui que no necesito”

    Esta va para los compradores compulsivos o los que tenemos monton de porquerias que compramos usamos una vez y luego las arrumbamos al closet jaja el damn shoopingggg salu2

  4. Una vez se dice que diogenes se encuentra con alejandro(el magno )y este le dice “pideme lo que quieras y te sera concedido,-responde-pues que te quites del sol por que me haces sombra.

  5. Una vez se dice que diogenes se encuentra con alejandro(el magno )y este le dice “pideme lo que quieras y te sera concedido,-responde-pues que te quites del sol por que me haces sombra.

  6. me parecieron geniales las frases del ” cinico ” alguien sabe de done se pueden sacar mas datos ,gracias

  7. queria saber que pensaba Diogenes?

  8. Saludos… Con respecto a frases del cinico y analisis completos. Mira Foucault trabaja en sus uiltimos textos una reflexión sobre el cinismo… Sloterdijk a su vez, realiza en su critica de la razon cinica una recuperacion del kinismo (llamado asi por el diferenciando de la falsa conciencia lustrada cinica), y tambien, muy poco conocido que realiza varisos estidoos sobre el cvinismo en especifico existe un texto publicado en paidos llamado “Cinismos de Michel Onfray, creo que esta información te puede ayudar a pensar un poco lo que significa el cinismo en la filosofia contemporanea.. Saludos y espero poder ayudar

  9. Gracias teognis por la portación..

  10. se dice que se le veía caminar con una lampara por las noches, como buscando algo;
    y cuando le preguntaban lo que buscaba, el respondía: Busco a un hombre!!! (de ahí la famosa lampara de diogenes)

  11. Diógenes es uno de mis preferidos…. Yo como Alejandro Magno, si fuese Grice, querría ser Diógenes.

  12. ESTO ES MUY BUENO
    ES GRANDIOSO LO MEJOR Q HE LEIDO
    DE UN FILOSOFO

    Y MEJOR A UN DE UN CIUDADANO DE L MUNDO

  13. Primero déjame felicitarte por el gran aporte q haz hecho al conocimiento, sobretodo para conocer más sobre este gran filósofo DIÓGENES DE SÍNOPE, muy interesante la vida de este personaje, creo q debemos divulgar y poner en práctica algunas de sus anécdotas, digo algunas, ya que nuestra sociedad no nos permite, las leyes se han adueñado de casi todo. Me ha hecho reflexionar mucho! MUCHAS GRACIAS! y sigue así, recomendaré tu blog! SALUDOS!!!

  14. Muchas gracias Elmer! un saludo..

  15. Diógenes ? Único.

  16. Muy interesante, pero con referencia a la anecdota de la lampara tengo entendido que el filosofo solia salir con su lampara a buscar un hombre a plena luz del dia, quisiera que alguien me lo aclare.GRACIAS!!!

  17. Hola…
    Chido

  18. Hola querido administrador…

    Serias tan amable de borrar los comentarios mios…
    son… el primero y el ultimo
    Andres V
    20 Ago, 2008 (mira el attentamente que dice manpobre)
    y el ultimo que dice
    Hola..
    chido..
    porfavor..
    espero me respondas a lo acontecido..

  19. anécdotas de diógenes:

    1.- salia a la calle con una lámpara, sin importar la hora, diciendo que buscaba al hombre, pero que no encontraba a nadie que mereciera ese adjetivo.
    2.- las autoridades llegaron a la conclusion que el hombre era un ser “bípedo y plumígrado” el llegó a donde se encontraban y les aventó un pollo muerto diciéndoles “ahi esta su hombre”.

  20. Ojala que se mueran todos

  21. Igual que tu, “Zeus”. Con ese sobrenombre, ya debieras estar en el Hades con una estaca en el trasero jajajajajajajaja

  22. Vidas de los filosofos mas ilustres de Diogenes Laercio, ahi aparecen todas estas citas y mas.

    Saludos

  23. Si no conocemos los dos extremos, mentiremos si afirmamos que conocemos el todo. Diógenes de Sínope, para mí era con conocimiento de causa “La conciencia” de la sociedad en que vivía. Pues la conciencia para quien no es honesto, es tan incómoda como DIÓGENES a la “Élite” de Atenas y anexas. Diógenes lo más auténtico que conozco y la verdad sin tapujos.

  24. Diogenes el unico hombre?

  25. Aquel que escribió que Foucault en sus últimos textos hace referencia a la filosofía cínica, creo que necesita leer un poco más, porque en su Historia de la Sexualidad, en Hermenéutica del sujeto, así como en sus cursos en Francia (El gobierno de sí y de los otros y El coraje de la Verdad)habla de los grandes pensadores del estoicismo imperial del siglo II: Epícteto, Séneca y Marco Aurelio, mas no de la filosofía cínica. Si quieren leer más busquen el libro de Michel Onfray: Cinismos, retrato de los filósofos llamados perros.
    Saludos

  26. Gracias Isassi! estupenda aportación..

  27. Y quien dijo:¿ “Entre más conosco a los hombres,más quiero a mi perro”?

  28. Yo solo digo que no podria decir que no estoy de acuerdo con Diogenes , de ninguna manera ah , pero eso si , defendere su manera de pensar y de decirlo hasta la muerte, de echo es de mis favoritos …..

  29. para mi es un adelantado a la época y sus afirmaciones hoy en día pueden ser consideradas actuales,un grande

  30. fenomenal.grandioso

  31. Me parezco tanto a Diógenes, que para ser igual a él, solo me falta el valor para ser mendígo y… por supuesto ser Sabio. (Pecata minúta) o picola cosa.
    Rico ya soy, tengo todo lo que necesito para vivir, respiro, trago 3 veces y defeco una, (es que estoy ahorrando para épocas peores…) ¿qué más puedo pedir?

  32. Lo magnífico de la vida de Diógenes es que transcurrió antes de que se inventaran tantas leyes estúpidas, por los moralistas para castigar a los “ratoncitos” y premiar a las “ratas grandes”. A 2360 y tantos años, de sus afirmaciones nada a cambiado, los grandes ladrones son los que castgan a los pequeños y los discursos son los mismos.

  33. Díogenes es demasiado cínico y de mal gusto, se le va la mano a ratos. Se me hace muy resentido y vanidoso de sus talentos, que de echo los tuvo.
    Quizás un buen aporte a la humanidad es dar con amor, y la mitad de lo que se dice es la forma en que se dice.
    A mí me hace reflexionar un par de anéctodas, pero como filosofía de vida, definitivamente me llega mas el papá de los filósofos: Sócrates, quién sin agredir nos enseña a vivir y convivir.
    De todos modos, para quienes aman a Diógenes, les dejo su mejor anéctoda:
    Un día, Diógenes estaba comiendo un plato de lentejas, sentado en el umbral de una casa cualquiera. No había ningún alimento en toda Atenas más barato que el guiso de lentejas. Comer guiso de lentejas significaba que te encontrabas en una situación de máxima precariedad.
    Pasó un ministro del Emperador y le dijo:
    -¡Ay, Diógenes! Si aprendieras a ser más sumiso y adular un poco más al Emperador, no tendrías que comer lentejas.
    Diógenes dejó de comer, levantó la vista y, mirando intensamente al acaudalado interlocutor, contestó:
    -Ay de ti, hermano. Si aprendieras a comer lentejas, no tendrías que ser sumiso y adular tanto al Emperador.

  34. Quizás en su soberbia por inculcar la humildad a la sociedad que a algunos les fastidia, el era consecuente con uno de sus principios, de ser como el maestro del coro que EXAGERA la nota para que los demás den con el tono justo, y si bien era muy radical, el mismo era consecuente con su forma de vivir, demostrando que SI era posible vivir valiéndose de pocas cosas. Quienes dicen que el era un grosero, pues la sociedad de entonces no lo era menos, ni con el ni con nadie, su sinceridad, sabiduría y búsqueda del hombre verdadero con su estilo clásico y critico le hicieron un personaje interesante, pero lo que realmente importa es el mensaje y filosofía de vida que el tan DIRECTAMENTE y sin adornos entregaba.

  35. Totalmente de acuerdo con el último comentario, no hay duda que Diógenes comprendió que debía exagerar como el maestro del coro, para que nos quedara algo a nosotros, no hay duda que esta filosofía está totalmente vigente, volteo a ver a mi al rededor y veo lujosos centros comerciales, almacenes, torres de oficinas elegantísimas, grades restaurantes y tengo contacto con muchos de estos ejecutivos que frecuentan esos lugares y cada vez me convenzo mas de la clase de basura que son y quiero aclarar que no lo digo con odio sino mas bien con tristeza, cuantas vidas se están echando a perder por el consumismo y la enagenación que nos venden todos estos sistemas globalizados, bueno ya ustedes sabe, así que no me queda mas que agradecer por estos párrafos tan llenos de mensajes humanos, ahora entiendo porque Cabral admiraba tanto a Diógnes y por que yo tanto a Cabral. Saludos a todos desde El Salvador C.A.

  36. Todos dicen que soy un Diógenes, algunos con aprecio y otros con menosprecio, lamento tanto a los primeros porque no me conocen y a los segundos porque quieren conocerme, Yo soy como soy porque simplemente quiero ser como soy. César García

  37. bien por este articulo, es reconfortante leer algo en la red que no sean simplemente sandeces.

  38. es unico en l istoria de la filozofia antigua por lo cual io crei ke el valor mas grande la tiene la folozofia antigua l moderna es una no decir algo feo es una copia i ke comenta sobre lo ke se escribio en antiguidad

  39.  io comentaria mucho sobre el primero como el entendia su manera de vivir i sus respuestas a todo lo ke el creia veia i keria i otro como se veria i entenderia todos sus pensamientos i actitudes en nuestar epoca con estos pensamientos
     

  40. Un comentario impagable..

  41. pregunto  en otros libros se dice que diogenes caminaba con la lampara encendida buscando  a una persona honesta  y otros dicen a un hombre.
    Cual es la realidad?

  42. ANECDOTA: Unos piratas atraparon a diogenes para venderlo como esclavo, fue puesto en venta y cuando le preguntaron que sabia hacer dijo mandar comprueba si alguien quiere comprar un amo. a pesar de tantas leyes por aca y por alla uno debe ser lo mas libre posible por eso la maxima de los cinicos No ser esclavo de nada ni de nadie en el pequeño universo donde uno halla su lugar. y tomemos en cuenta, por que es de suma importania esto, que la filosofia cinica es filosofia de vida no de boca osea que uno debe vivir cinicamente y  no soo hablando u opinando sobre ellos si en verdad les intereza tanto como para entregarse a ello por que a veces es divertido leer este tipo de cosas otras veces uno la entiende a la filosofia pero mas que entenderla hay que comprenderla. 

  43. Me empeño todos los dias por igual su ingenio y astucia, pero no me sale, lo mejor como El es la originalidad, eso cuesta menos, no necesita esfuerzo…

Trackbacks/Pingbacks

  1. Diogenes “el Cinico” | G.o.u.d.d.e.n - [...] teimagino.com [...]

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>